¿Por qué hay que limpiar los cristales cuando no hay sol?

limpiar los cristales con o sin sol

Existen muchos productos para limpiar los cristales de una forma profesional, cómoda y sin dejar ni rastro. Sin embargo, no es recomendable hacerlo a cualquier hora del día. El mejor momento es aquel en el que se ha ido el sol o en días nublados. ¿Quieres saber por qué? ¡Sigue leyendo!

Sin duda, una de las tareas más odiadas en el hogar es la de limpiar los cristales para mantenerlos siempre relucientes. Un día empleas más tiempo del que esperabas en dejarlos limpios y al día siguiente te das cuenta de que vuelven a estar sucios. Y es que es una de las tareas menos agradecidas.

La verdadera razón por la que recomiendan limpiar los cristales en días nublados o cuando ya no haya sol es porque, de esta manera, los rayos solares no interferirán en la tarea; impidiéndonos que podamos ver bien las manchas. Aunque haya riesgo de que llueva, el resultado será mucho mejor.

6 trucos para dejar los cristales de tu hogar relucientes

A continuación te explicamos nuestros mejores trucos para que tus cristales brillen más que nunca, así como los productos y utensilios que no deberían de faltarte en esta tarea. Recuerda que si necesitas productos especializados, en Clim Profesional encontrarás todo lo que buscas.

Prepara la zona de trabajo

Antes de empezar cualquier tipo de limpieza, es importante proteger la zona de trabajo. En este caso, tendrás que proteger el suelo colocando cualquier toalla o sábana que no vayas a usar. Después, prepara los productos de limpieza que vayas a utilizar: limpiacristales, paños y una banqueta o escalera si la ventana es demasiado grande.

Quita la suciedad

Pasa un paño húmedo con jabón antes de aplicar el limpiacristales, sobre todo por la parte exterior. Repite esta misma operación en el alféizar y los raíles de la ventana. Asegúrate de que el trapo está muy húmedo, ya que de lo contrario, podrían rayarse los cristales.

Utiliza el paño adecuado

Para limpiar los cristales, los profesionales recomendamos utilizar una bayeta de microfibras, ya que es la más respetuosa con las superficies y evitarás dañarlas. Sin embargo, siempre puedes usar cualquier otro paño que tengas por casa y que sea suave, es decir, nada de que deje pelusas.

Aplica el producto en el paño

El limpiacristales que utilices siempre deberás aplicarlo en el baño que vayas a usar, a no ser que el envase indique lo contrario. Pulveriza el limpiacristales sobre la bayeta o cualquier otro paño y limpia suavemente los cristales.

Limpia los cristales de arriba hacia abajo

¿Sabes cuál es la forma correcta de hacerlo? La mejor forma de limpiar los cristales es de arriba hacia abajo. ¿Por qué? Pues porque de esta manera evitarás que caigan gotas del producto que uses y manches lo que ya habías limpiado.

Limpia los marcos al final

Lo más recomendable es limpiar los marcos después de las ventanas. De esta manera evitarás manchar los cristales otra vez. En caso de que sean de madera, límpialos con alcohol de quemar, vinagre blanco y agua destilada. Si son de aluminio o PVC, bastará con una bayeta impregnada con detergente neutro o lavavajillas. Por último, enjuaga y sécalos.

¿Te han convencido nuestros consejos? En Limpiezas del Sol nos especializamos en limpieza de todas las zonas del hogar, así de como de grandes superficies y centros de trabajo. Si necesitas nuestra ayuda, consulta con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *