Cómo limpiar las persianas enrollables

limpieza de persianas enrollables

Por norma general, la mayoría de los hogares en España y en muchos otros países disponen de persianas enrollables por su gran utilidad. Sin embargo, pocas veces se les presta atención, sobre todo cuando se trata de limpiarlas.

La limpieza de persianas será necesaria cada cierto tiempo para que el polvo y la suciedad no se acumulen, especialmente en la parte exterior, que es la más visible y la que está más expuesta al deterioro.

¿Qué tipos de persianas enrollables existen?

Dependiendo del tipo de persiana, la limpieza se llevará a cabo de una manera u otra. Estos son los diferentes tipos de persianas más comunes que podemos encontrar:

Persianas de PVC o plástico

Este tipo de persianas son las más comunes en la mayoría de los hogares. Para limpiarlas, usa agua caliente y un paño o una esponja para eliminar toda la suciedad. Por último, no te olvides de las ranuras que existen entre las láminas, ya que es donde mayor suciedad se acumula.

Persianas de madera

Para limpiar las persianas de madera, habrá que utilizar un paño húmedo, pero también te puedes ayudar de una aspiradora. Después, será necesario limpiar con un producto específico para objetos de madera, y  hasta podría ser necesario un producto especial para que dichas persianas resistan mejor a ciertos fenómenos meteorológicos.

Persianas de metal

Este tipo de persianas se limpian fácilmente. Tan solo hay que pasar un paño con agua y jabón o detergente y las persianas se mantendrán como nuevas por mucho más tiempo.

¿Cómo debemos limpiar la parte exterior de las persianas?

La parte más difícil a la hora de limpiar las persianas es la parte exterior de estas, ya que el acceso suele ser bastante complejo. Para limpiar esta parte exterior, podemos abrir la caja de la persiana, que normalmente se encuentra atornillada, y retirar la pieza de cierre con especial cuidado.

Ahora ya tendremos acceso a esta zona exterior de la persiana y podremos limpiar cada una de las láminas a medida que las vamos desenrollando. También podemos aprovechar para retirar el polvo acumulado en la caja de la persiana con una aspiradora.

Antes de empezar con esta tarea, debemos tener en cuenta que puede llegar a ser bastante laboriosa, y necesitaremos armarnos de paciencia porque puede extenderse más de lo habitual. Por suerte, tan solo hace falta llevar a cabo esta tarea una vez al año.

En Limpiezas del Sol recomendamos buscar la ayuda de expertos siempre que sea posible para la limpieza de las persianas por disponer de un equipamiento específico para este tipo de tareas. Además, de esta manera ahorrarás tiempo y esfuerzo y te asegurarás de que el trabajo quede impecable y de que el interior de tu casa tampoco se ensucie.

Recuerda que para que nuestras ventanas se mantengan limpias, no solo habrá que limpiar las persianas, sino también los cristales con las herramientas adecuadas. Deja la limpieza de tu hogar en manos de Limpiezas del Sol y nos encargaremos de que tu casa esté siempre reluciente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *