Cómo limpiar el microondas para que quede como nuevo

como limpiar correctamente el microondas

De todos los electrodomésticos de la cocina, el microondas es uno de los que más suciedad y gérmenes acumula, ya que los alimentos suelen salpicar cuando se calientan, por lo que un truco muy recomendable para evitar que se ensucie tanto es tapar la comida con tapas o plásticos aptos para microondas.

En este artículo queremos explicarte cómo limpiar correctamente el microondas, tanto por dentro como por fuera.

Cómo limpiar el microondas por dentro

  • Lo más recomendable para limpiar el interior del microondas es utilizar limón o vinagre y un trapo húmedo, mientras que para limpiar los accesorios como el plato giratorio, normalmente de vidrio, así como el soporte y la rueda, hay que fregarlos como si se tratase de una parte más de la vajilla.
  • Para empezar con la limpieza, llena un tazón o bol para microondas con agua y un cuarto de taza de vinagre. Si no tienes vinagre, también puedes utilizar una cucharadita de detergente de platos.
  • Deja que la solución se caliente en el microondas entre uno y dos minutos aproximadamente, dependiendo de la potencia del aparato. Lo importante es que salga vapor sin que llegue a hervir. De esta forma, limpiar será mucho más sencillo que sin este paso previo.
  • A continuación, mantén la puerta cerrada durante tres minutos y deja que el vapor caliente todo el interior del microondas. Seguidamente, saca el tazón con mucho cuidado.
  • Por último, limpia todas las paredes del microondas con un paño y usa una esponja abrasiva para eliminar las manchas más difíciles.

Cómo limpiar el microondas por fuera

Si limpiar el electrodoméstico por dentro es relativamente sencillo, limpiarlo por fuera lo es aún más. Sigue los siguientes pasos para limpiar el exterior del microondas:

  • En primer lugar, limpia los botones y el panel de visualización del microondas con un paño húmedo y con jabón o algún producto específico desinfectante. Es importante no rociar el desinfectante directamente sobre el aparato, ya que podría penetrar en el sistema de ventilación y romperse. Lo más recomendable es aplicarlo directamente en el paño y limpiar toda la superficie.
  • También es importante limpiar la junta en torno a la puerta del microondas con el trapo de agua y jabón. Después de haber limpiado esas áreas con una esponja o paño, repítelo todo de nuevo para retirar los residuos de jabón. A continuación, ya puedes incluir de nuevo el aparato giratorio y, una vez seco, estará listo para volver a usar.

Si quieres que esta tarea no te lleve demasiado tiempo, recuerda retirar la suciedad más superficial cada vez que el microondas se ensucie después de usarlo, y verás cómo te resulta menos tedioso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *