Cómo limpiar las alfombras fácilmente para que queden como nuevas

Las alfombras sirven para decorar pero también aportan calidez a cualquier habitación. Sin embargo, si queremos conservarlas en buen estado y que nos duren mucho tiempo, tenemos que cuidarlas porque si no, el color va perdiendo intensidad, se apelmazan y acumulan mucho polvo.

5 trucos para que tus alfombras se conserven como el primer día

¿Quieres saber cómo puedes limpiar y cuidar tus alfombras para mantenerlas en perfecto estado? ¡Sigue leyendo los trucos que te traemos a continuación!

Pasar la aspiradora y cepillarlas regularmente

Este punto es clave y diríamos que es el más importante de todos. Pasar la aspiradora y cepillar las alfombras regularmente te asegura que estarán limpias y mullidas como el primer día.

Aplica sal cada 15 días

Sí, como lo oyes. Por raro que resulte, aplicar sal a las alfombras hará que estén brillantes y no pierdan el color tan fácilmente. Para ello, esparce la sal por toda la superficie y déjala actuar durante una hora. Después, aspira la sal y quedará más brillante que nunca.

En caso de que quieras guardar la alfombra, guárdala sin retirar la sal hasta que vayas a usarla de nuevo y enróllala. Verás cómo se conserva mucho mejor.

Agua con gas para las manchas recientes

¿Has manchado la alfombra de comida o cualquier otra sustancia y te da miedo estropearla? Prueba a aplicar agua con gas y déjala actuar durante unos minutos. Después, sécala con una toalla presionando y sin frotar.

Producto específico contra las manchas para las manchas antiguas

Si las manchas son antiguas, cepilla la alfombra para quitar todo lo posible y aplica un producto específico para eliminar manchas. Es importante que sigas las instrucciones del producto al pie de la letra y que no apliques más producto del indicado.

Si no conoces la composición de la alfombra, será mejor no usar ni vapor ni lejía porque podría quemarla o deformarla.

Otro buen truco para eliminar manchas secas es mezclar dos cucharadas de detergente con tres de vinagre y agua caliente. Aplícalo con una esponja y seca con una tolla sin frotar.

Colonia y aceites esenciales para perfumar las alfombras

¿No te gusta cómo huelen tus alfombras o directamente sientes que no huelen a nada? Para darle un toque aún más acogedor a tu casa, prueba a perfumar las alfombras.

Introduce papel de cocina impregnado de colonia, aceites esenciales o cualquier otro líquido aromatizante en una bolsa nueva contenedora del polvo, y utiliza la aspiradora como de costumbre. Verás cómo el aire que desprende saldrá con olor, que impregnará no solo las alfombras, sino toda la casa.

Si te han gustado estos trucos y quieres ponerlos en práctica pero tienes alguna duda, no dudes en consultarnos y te ayudaremos lo antes posible. ¿Conocías estos trucos para dejar las alfombras relucientes? ¿Qué otros trucos conoces?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *