Qué hacer en caso de que tu garaje se haya inundado

limpieza de garaje inundado

Limpiar garajes inundados se convierte en una práctica habitual cada vez que llueve más de lo habitual y con mucha intensidad, ya sea en invierno o en verano. Esto se suele deber, principalmente, a que los sistemas de alcantarillado no desaguan de forma eficaz.

Si has sufrido la desgracia de ver cómo tu vivienda, local o garaje se ha inundado, en este artículo queremos explicarte cómo solucionar este problema, y lo que más importante, cómo evitarlo, ya que puede convertirse en algo serio si no se ataja a tiempo.

Lo mejor es prevenir la inundación del garaje

Ya lo dice el refrán: siempre es mejor prevenir que curar. Si creemos que nuestro garaje puede sufrir una inundación, debemos anticiparnos tomando medidas. Una buena opción es instalar un sistema de drenaje en la zona más baja del suelo del garaje para evitar que se inunde por completo. Así pues, si nos decidimos a instalar un sistema de drenaje, es importante que lo mantengamos limpio realizando un mantenimiento periódico, así como las arquetas.

Otra buena opción es colocar alguna barrera temporal como algunos sacos de tierra en el portón del garaje cuando sepamos con total seguridad que va a llover. De esta manera, entrará agua pero muchísima menos que si no colocamos nada, y podremos evitar una gran inundación.

Cómo limpiar un garaje inundado

Si prevenir ha sido imposible y te encuentras con el garaje totalmente inundado, lo primero que tendrás que hacer es actuar sin poner en riesgo tu seguridad y no hacer nada sin saber con total certeza si vas a necesitar ayuda.

En caso de que exista peligro de derrumbe, son las autoridades las que deberán solucionar el problema, por lo que lo más recomendable es no hacer nada. Además, es muy importante cortar la electricidad, el agua y el gas antes de limpiar el garaje.

Por otro lado, cuando sea totalmente seguro empezar a limpiar, el primer paso será vaciar el garaje tanto como podamos para evitar más daños y facilitar la limpieza. A continuación, desagua toda el agua posible con ayuda de una bomba, cubos o cualquier recipiente; y ayúdate de una escoba o cepillo para ir sacando toda la suciedad hasta la calle.

Para que el garaje se seque más rápidamente, es muy aconsejable mantener las puertas y ventanas abiertas en todo momento. De esta manera, el agua se evaporará.

Cuando por fin hayamos retirado toda el agua y el barro, será conveniente realizar un último repaso, ya que por mucho que hayamos limpiado, siempre quedarán restos de barro en algún rincón. Una vez que esté todo seco, debemos plantearnos si hay algo que reparar, y hacerlo cuanto antes.

Como sabemos que todo este proceso es extremadamente laborioso, la mejor opción es contar con una empresa de limpieza. Si tu garaje, vivienda o local ha sufrido inundaciones y no sabes a quién recurrir, en Limpiezas del Sol podemos ayudarte a recuperar su estado tal y como estaba antes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *