Cómo limpiar el baño fácilmente

¿Te ha pasado más de una vez que cuando has tenido que limpiar el baño se te ha hecho un poco cuesta arriba y no sabías por dónde empezar? Cuando nos toca limpiar el baño, hay que admitir que suele darnos pereza y no es, ni por asomo, la parte de la casa que más nos gusta limpiar. Sin embargo, no tenemos más remedio que hacerlo si queremos vivir en una casa limpia, ordenada y acogedora.

Trucos para dejar el baño reluciente

Si más de una vez te has preguntado cómo puedes eliminar la cal de ciertas partes del baño fácilmente o cómo evitar que se produzca moho, te traemos la solución.

​Eliminar la cal de la ducha

La mejor manera de que la mampara del baño esté siempre impecable, es aclarándola con agua cada vez que se utilice la ducha. En cuanto al surtidor de la ducha, si está obstruido por la cal, habrá que desenroscar la alcachofa y frotarla con limón. Di adiós a la cal en tu ducha.

​Limpiar los azulejos

La humedad que se produce en el cuarto de baño facilita la limpieza de los azulejos del suelo y la pared. Basta con pasar una bayeta por ambos para dejarlos brillantes.

​Mantener limpias las juntas

Para que las juntas queden limpias, es conveniente que se mantengan secas. Frótalas con un cepillo de dientes que no utilices y quedarán blancas y sin moho.

​Lavar las toallas

No hay mejor forma de lavar las toallas que utilizando agua tibia y un detergente neutro. Si a todo esto le añadimos el aire caliente de la secadora, quedarán aún más suaves. En caso de que no tengas secadora, utiliza una pequeña cantidad de suavizante y quedarán como nuevas.

​Secar las jaboneras

Cada vez que se use jabón, hay que limpiar y secar la jabonera correspondiente, ya que es la única forma de evitar que se formen manchas en esta debido a la cal.

​Eliminar el moho

Para eliminar el moho de la mampara y otras zonas, lo más recomendable es ventilar la estancia. En caso de que no cuentes con ventanas, deja la puerta abierta y no la cierres hasta que haya ventilado lo suficiente.

​Limpiar con un cepillo las zonas más recónditas

Para aquellos rincones a los que no puedas acceder fácilmente, la mejor forma de limpiarlos es utilizando un cepillo. ¡Que no se te resista ni un solo hueco!

​Limpiar las luces de forma segura

Si tienes que limpiar la lámpara, no es buena idea hacerlo justo después de ducharte. Manipular las luces cuando el baño está húmedo es peligroso. Espera a que las bombillas estén totalmente secas y hazlo siempre con mucho cuidado.

​Perfumar con un buen aroma

Para mantener el cuarto de baño en perfecto estado, no basta con limpiar. Incluir un buen aroma para dar sensación de bienestar es algo que todo el mundo debería probar. Puedes conseguir un buen aroma natural con aceites o velas aromáticas.

Como ves, mantener el baño limpio y ordenado no es nada difícil. Con estos sencillos trucos, tu baño estará siempre reluciente. Y si crees que no tienes tiempo para ello, en Limpiezas del Sol somos expertos en limpieza de cuartos de baño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *