Los tips más importantes de limpieza que nunca te han contado

Los tips más importantes de limpieza que nunca te han contado

Cada casa es un mundo y cada familia se organiza las tareas de limpieza de una forma distinta. No obstante, seguro que te has preguntado más de una vez cada cuánto deberías limpiar para tener un mantenimiento óptimo de tu casa o, incluso, por dónde deberías empezar.

Nosotros te contamos según los expertos qué, cuándo  y cómo. ¡Sigue leyendo!

La importancia de la desinfección y limpieza en casa

Actualmente, vivimos una época en la que desinfectar nuestros hogares, nuestras herramientas e incluso hasta nuestras manos, se ha convertido en nuestra primera prioridad. ¿Es que antes no era igual de importante? Sí, lo era y lo es. Es por eso, que queremos aprovechar el boom para volver a recordarte lo importante que es tener higiene mantenida  en casa.

Según los expertos, no todos los espacios o estancias de la casa tienen la misma posibilidad de albergar gérmenes. Esto no significa que haya espacios que deberíamos limpiar menos a menudo, significa que hay lugares que requieren de una desinfección más a fondo.

Como surgen muchas dudas en este tema, hemos creado siete tips para que te sea más fácil llevar a cabo todas las recomendaciones y consejos. ¡Coge lápiz y papel y apunta!

 

  • Ventilación diaria

El aire que respiramos del interior de las viviendas es muy importante, y a no ser que poseas un purificador de aire, deberás ventilar tu casa al menos 5 minutos diarios.

Con ventilar nos referimos a abrir todas las ventanas de la casa y dejar que circule el aire para limpiar el ambiente.

 

  • Una vez a la semana cambio de estropajo y sábanas

Así es, estas dos cosas que a simple vista son tan diferentes, comparten una importante cosa en común: hay que cambiarlas una vez a la semana.

Según los expertos el estropajo de la cocina es una de las cosas más sucias que tenemos en casa. Una mezcla de humedad, suciedad y restos de comida lo convierten en un candidato perfecto para cambiarlo cada semana como mínimo.

Por su parte, las sábanas (como bien sabíamos por nuestras madres y abuelas) se tienen que cambiar una vez a la semana debido a todo lo que albergan. Todas las noches nos metemos en la cama y metemos con nosotros todo lo que llevemos. Así, restos de cosméticos, piel muerta y suciedad duermen en nuestras sábanas. Cambiándolas una vez a la semana lograremos evitar cúmulos de suciedad.

 

  • Toallas a la lavadora cada tres días.

En este punto los expertos coinciden en que en las toallas (al ser una fuente de humedad) se forma un ambiente idóneo para las bacterias. Así, lavándolas cada tres usos, evitaremos olores desagradables (signo de la presencia de microbios) y presencias indeseadas.

 

  • Repaso de suelos en función de la actividad

No es lo mismo vivir dos personas en una casa que vivir ocho, así como tampoco es lo mismo tener o no mascota. De ese mismo modo, no se limpiará con la misma frecuencia estando en un caso o en otro.

Si tienes una actividad media-normal en casa, y no sois muchos, podrás mantener el suelo limpios repasándolo una vez a la semana. Sin embargo, si tienes mascotas o mucha actividad, lo recomendable es limpiarlo dos veces por semana.

 

  • La nevera por dentro se debe limpiar, y a fondo, cada 3 meses.

No hace falta que recalquemos que la nevera no solo se limpia cuando se derrama o se cae algo, sino que hay que tener control, puesto que es el sitio donde guardamos la mayor parte de los alimentos que ingerimos. Sin embargo, sigue siendo un electrodoméstico al que no prestamos ninguna atención.

Cada tres meses (más o menos) deberíamos vaciar nuestra nevera de todos los alimentos que contiene y limpiarla a fondo con agua y jabón. No se recomienda así usar productos químicos, por lo que se debería optar por los naturales: vinagre, bicarbonato o limón son unos buenos aliados.

 

  • Las cortinas de la ducha no deberían ser las más olvidadas

Si tienes una cortina de plástico deberías leer esto muy seriamente. En las cortinas se acumulan muchos muchos microorganismos, que, si lavas en tu lavadora podrás evitarte.

Recomendamos lavarlas mínimo una vez cada dos semanas.

 

  • Los gadgets tecnológicos que manipulemos habitualmente en casa hay que desinfectarlo.

No podemos olvidar que cada vez es más habitual contar con tablets, altavoces y demás dispositivos inteligentes. Es por eso que no hay que olvidar su desinfección. Si ya pasamos muchas horas toqueteándolos nosotros, debemos sumar las horas que pasan también el resto de los integrantes de la familia.

Loas smartphones son unos de los dispositivos que más se ensucian, por los que es vital mantenerlo limpio y sin germentes, puedes limpiarlo con una gamuza de microfibras o un paño y humedecer una esquina con una proporción de 60% de agua y 40% de alcohol, y pasarlo suavemente con movimientos circulares sobre la pantalla. Si la pantalla lleva una capa o cobertura oleófuga es mejor dejar el alcohol para no dañarla y en su lugar utilizar vinagre blanco en una proporción del 50%.

El teléfono celular tiene hasta 30 veces más bacterias que un inodoro. Pueden contener hasta 600 bacterias, es decir 30 veces más que las que se encuentran habitualmente en una tapa del inodoro.

¿Y tú? ¿Qué planes tienes para este fin de semana? ¿Sacarás tu lado manitas en casa?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *